viernes, 31 de mayo de 2013

Nadie dijo que fuese un sueño

...pero nadie decía la verdad.
Como mentira era impensable.

Los sueños oníricos eran bonitos, pero suponían demasiadas exigencias por tal de querer hacerlos realidad. 'Prefiero no soñar y no esperar nada de nadie'.

Entonces vio como su castillo desapareció,  al igual que sus recuerdos. Vio caer mitos. Vio a la amargura instaurarse al comprobar como su presente no se presentaba.

Se vio a sí mismo frente al espejo,  pero aquel no era su reflejo. Se dio cuenta tarde de su error: nada era real.

Pero si era un sueño, nadie le dijo que lo fuese.
Nadie decía la verdad.

10 comentarios:

  1. Es bonito soñar. Y necesario. Pero siempre diré q las verdades tienen q ir por delante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prefiero luchar por hacer las cosas realidad...no me gusta quedarme con la sensación de no haberlo intentado

      Eliminar
  2. A veces depende de la realidad que un buen sueño se convierta en una pesadilla

    Buen viernes y salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Últimamente son pesadillas...por eso quiero dejar de soñar estas cosas

      Eliminar
  3. "Prefiero no soñar y no esperar nada de nadie" ¡que triste!!!
    Yo prefiero una y mil veces esperar y desesperar, pero seguir soñando...si no soñamos ¿qué nos queda?

    "la verdad" siempre tan subjetiva ¿no?



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es triste...pero tu siempre lo ves mal! Siempre nos quedará vivir :)

      Eliminar
    2. Tenía que decir que me ha encantado el comentario: "Yo prefiero una y mil veces esperar y desesperar, pero seguir soñando". Pienso igual :)

      Eliminar
    3. Siempre me gusta ponerme en ambos lados y el inconformismo meditado me tiene seducida...;)
      relatosmagar me alegra no ser la única soñadora desesperada.

      Eliminar
  4. A veces cuesta saber qué es real y qué es resultado de la imaginación. Quizás la realidad ni siquiera exista más allá de cómo la percibimos y en la percepción siempre haya una pizca de autoengaño.
    PD. No me creo que sea posible no esperar nada de nadie. Otra cosa es entrenarse para que si no se cumplen tus expectativas no te "cabrees" demasiado. Yo soy de las que odia las decepciones y ni siquiera se esfuerza en contener el enfado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el tiempo ha sido mi mayor logro, lo creas o no.

      Eliminar