viernes, 1 de febrero de 2013

Recuerdos




Otra vez has vuelto, se decía para sí…

Pero en sus ojos se podía notar la alegría de la añoranza a alguien especial, y durante el tiempo que duró el abrazo, supo que era feliz y que no necesitaba nada más.

Encontró refugio y protección en esos brazos, sabía que le hacía falta un gesto de cariño como ese. Lo disfrutó como si fuese el primero de su vida, más acorde a una tierna infancia y no a un mágico momento como el que estaba viviendo. Respiró fuerte y encontró en el aire pequeños recuerdos de una época dorada. Se encontró con su aroma, y lo degustó.

La tranquilidad se había adueñado de su cuerpo. Una sonrisa se dejaba ver en sus labios, dando a entender que todo había pasado.

Susurros… que dan lugar a caricias y besos incontrolados.
Demasiado amor guardado.
Demasiados sentimientos ocultos. 
Demasiado para ambos.



Tras el cristal podía ver la escena, de esas que se te quedan grabadas para siempre, como las fotografías del beso del Hotel de Ville o el beso de Time Square. Y eso era lo que estaba observando, un beso pasional, artístico quizás, cargado con muchos aderezos. La verdadera razón del beso, a parte de todos los sentimientos, eran las ganas de besarse.

Las ganas de sentirse vivo…


3 comentarios:

  1. No sé si el título es el más adecuado, porque muy "recordado" no era XD

    ResponderEliminar
  2. Me encanta esa fotografía. Hace un par de años regalé una lamina con esa imagen.
    Esos besos siempre merecen la pena.

    ResponderEliminar